Acaba de festejarse el dia del padre en México, y las críticas y burlas no faltan en las redes sociales, pues hay quienes dicen sentirse agobiados de que la mujer se empeñe en ¨llamar la atención¨ en esta fecha al decir que es padre y madre a la vez, e incluso hay quien asegura que papá es una figura insustituible por mamá. 

Pero honestamente sí hay quien se juega los dos papeles y lo hace bien, sí también hay papás que se juegan los dos papeles, hay abuelos incluso que se juegan el papel de papá, mamá y abuelo a la vez, y desde aquí los admiro y reconozco a todos. 

Te voy a decir que viví la faceta de madre soltera, y madre acompañada y me parece un tanto injusto que se demerite el trabajo de quien ejerce el rol de dos al criar. 

Sin afán de victimizarme, no fue lo mismo vivir un embarazo de la mano de una pareja, que vivirlo sola, afrontar todos los cambios sabiendo que había quién me acompañara en el proceso y desde luego que ha sido muy distinto criar en compañía, poder dormitar tranquilamente sabiendo que alguien más vigilaría a mi bebé, poder ver que alguna noche tu pareja es quien se levanta a preparar un biberón o que puedes pedirle que cambie el pañal por ti, poder asistir a festivales juntos o saber que si tienes un compromiso, tu hijo estará a cargo de papá. 

Y yo tuve el apoyo infinito de mis padres, mi papá ejerció de figura paterna para mi hija, y conté con ambos incondicionalmente. Imagínate, aún con todo ese apoyo, sigo pensando que ambas etapas fueron muy distintas, ahora imagina que hay mamás que de plano no cuentan con ningún apoyo o el apoyo es muy escaso.

Somos egoístas cuando pretendemos burlarnos de una mamá soltera, egoístas cuando no reconocemos su labor, egoístas cuando criticamos sin saber sus condiciones, sin aceptar que una gran mayoría de mamás solteras ni siquiera lo son por elección, sino por diversas circunstancias de la vida, muchas veces totalmente ajenas a ellas. 

Sí, estamos en una sociedad totalmente egoísta. Pero todavía hay quienes apoyamos, admiramos y reconocemos a nuestras madres solteras.

Sí, sabemos que tuviste que cambiar pañales tú sola, y que cuando estabas cansada no hubo quién te sostuviera, sí, sabemos que en la noche no había quien velara tu sueño o quien se acurrucara junto a ti, sí, sabemos que a veces tus brazos estaban muy cansados y no tenías a quién darle a tu bebé, sí, te vimos caminar hasta el doctor a ti sola, sí, te vimos preocupada y en ese momento no hubo quién te diera un abrazo para hacerte sentir que todo estaba bien, sí, te vimos caminar hasta la entrada del kinder, ibas solita, sentiste que faltó alguien más. Sí, sabemos que te levantas muy temprano y alistas el uniforme y preparas el lunch, y que sales corriendo a dejarle al colegio porque no hay quién lo haga por ti, sí, te vimos leyéndole un cuento, y te vimos enseñándole a andar en bici, sí, te vimos enseñarle a nadar, sí, sabemos que a veces quisieras poder hablar con alguien acerca de los temas de crianza, sí, sabemos que le miras y que amas con todas tus fuerzas a ese ser que inevitablemente te recuerda a alguien que no está, porque le heredo los ojos, la nariz, la sonrisa o el lunar, pero no te importa, porque le tienes a ese pequeño ser y por nada del mundo piensas rendirte, sí, sabemos que a veces te preocupa que llegue el momento en que pregunte por papá, y mas que a lo que dirás, sabemos que temes lastimarle con cualquiera que sea la respuesta, sí, vemos tu cara de preocupación cuando en el colegio solicitan la presencia de papá. Sí, no lo queremos reconocer, pero bien que sabemos que te la juegas de papá y mamá a la vez.

Pero no hace falta demostrarle nada al mundo, cuando todo tu amor se lo demuestras a ese ser que estas criando con tanto esmero. Ni hace falta enojarte por los comentarios tontos que algunas personas hacen, la satisfacción será inmensa, cuando al pasar de los años tu hijo sea adulto, y en el día del padre te diga: ¡Muchas gracias mamá!

... Ya comprendo que tampoco la tenías nada fácil, convertirte en padre y madre sin desfallecer, tan
valiente tú, mamá...


Creo que uno de los peores errores que puede cometer una madre es sentir lástima por si misma e igual de malo es sentir lástima por sus hijos, nietos o por algún familiar.

¿Pero cómo voy a sentir lástima por mi? Es real y es muy común.


Una mujer puede mirarse con lástima por diversas razones, sobre todo cuando siente que algo no le ha salido como lo esperaba o siente que ha perdido algo valioso.

Una madre soltera puede tener este sentimiento porque se ha quedado sin su pareja, porque siente que no podrá sola e incluso porque no se siente querida.

Una madre puede experimentar este sentimiento porque piensa que la ausencia del padre le hará daño a sus hijos. Una madre puede vivir este sentimiento por pensar que sus hijos no tienen suficientes cosas materiales y una abuela también puede experimentar lo mismo por sus nietos al creer que no son lo suficientemente queridos por los padres.

Casos como estos he visto muchos, yo misma llegue a sentir pena por mí cuando me sentí abandonada y a la deriva siendo madre soltera, y me acongojaba pensar que mi hija iba a sufrir por la ausencia de su padre. Sin embargo llegue a una conclusión: no era la única persona en el mundo que tenía problemas, mi hija no era ni es la única persona en el mundo con dificultades que sortear y por el contrario, teníamos salud y yo al menos tenía todas las herramientas necesarias para salir avante en cualquier batalla y estaba en mí el poder dotar a mi hija de armas suficientes para afrontar la vida. Tenía dos opciones: hacer de mi hija una persona fuerte emocionalmente o hacer de ella una persona frágil, de esas que andan por el mundo sintiéndose las victimas y quejándose de todo.

También llegué a una segunda conclusión muy importante: la lástima que sentimos por nosotros o por otros, a la larga sólo es perjudicial. Nos ciega, no nos permite y actuar y con ello sólo empeoramos las cosas.


La madre que siente lástima por sus hijos, se vuelve permisiva, intenta llenar las carencias de sus hijos a toda costa, deja de poner límites e intenta cubrir las necesidades afectivas de los niños con cosas materiales.

La abuela que siente lástima por los nietos, intenta adoptar el papel de madre o padre, les resta responsabilidades a los progenitores y sólo termina perjudicando al niño que no crece en un hogar bien establecido y por el contrario anda rodando de aquí para allá.

La mujer que siente lástima por si misma, va de aquí para allá llenándose de relaciones tóxicas porque no es capaz de reconocer su valía como mujer y deja entrar a cualquier tipo en su vida. Lo que a la larga sólo deja un vacío mayor.

El día que deje de sentir lástima por mi, todo cambio para bien.

¿Y cómo sacudirse la lástima?

Para liberarnos de este sentimiento, hay que reconocer que es un sentimiento negativo que no aporta nada positivo a nuestra vida. Después necesitamos ser reflexivos y estar conscientes de que en el mundo, cada persona vive sus propias batallas. Los males y las situaciones difíciles nos hacen crecer como personas y no hay nadie que se libre de ellas, ni siquiera los ricos tienen la vida resuelta aunque así lo creamos pues hay cosas que sencillamente no compra el dinero: aunque suene muy trillado es real. El dinero no devuelve a las personas de la muerte ni cura una enfermedad, y lo hemos visto muchas veces, tampoco trae la felicidad.

En los hogares con matrimonios estables también hay problemas, algunas personas lidian con la muerte de un ser querido, otras con una grave enfermedad, algunas tienen que vivir con una discapacidad. Tantos problemas acechan a todo el mundo, pero ni la lástima ni la compasión resuelven nada.

Antes de que sientas lástima por ti o por algún familiar que te rodea, te invito a que te replantees si la situación en verdad ámerita "que te tires al drama"

Te invito a que reflexiones, y a que compares tus carencias contra todo lo que tienes a tu favor: ¿tienes un techo donde dormir? ¿tienes comida? ¿te falta el vestido? ¿estás saludable? ¿te puedes dar algunos lujos de vez en cuando como salir al cine o ir por un helado? Si la mayoría de estas respuestas fue afirmativa entonces creo que tienes más razones por las cuales agradecer que por las cuales sentir lástima. Te invito a que cambies el sentimiento de lástima por gratitud, cuando aprendemos a agradecer, las buenas cosas fluyen.



Quisiera decirte que todo será miel sobre hojuelas y que el camino que te ha tocado recorrer siempre estará libre de piedras, pero  sería mentira y no por el hecho de ser madre soltera, sino porque en realidad la vida en sí viene con desafíos y duras pruebas para todos, así que todo depende del cristal con que miras las cosas y de la actitud que pongas para afrontar los retos.

Recuerdo que cuando estaba embarazada y sola, todo el mundo me advertía lo duro que la pasaría, lo "arruinada que tenía la vida", y lo difícil que sería encontrar un hombre bueno que en verdad me amara y no pretendiera sólo utilizarme. Sinceramente ¿te digo algo? Creo que jamás me sentí más querida y respetada que después de haber tenido a mi hija, porque el valor no te lo da la virginidad ni una relación fallida, el valor te lo das tú como persona y nadie más, así que en primer lugar, estará en tus manos tener una pareja que realmente valga la pena, todo dependerá de cuánto te quieres.

Puede que decidas quedarte sola o volver a buscar el amor, esa es tu decisión y tu sabrás cuando estés lista para abrirte a nuevas oportunidades. Pero si por estar sola te sientes desafortunada y aveces rompes en llanto porque crees que necesitas la ayuda de alguien más, te tengo que decir que estando acompañada también vienen días difíciles, también vienen días en dónde uno se siente sola y en dónde sientes que necesitas ayuda, la maternidad es un trabajo arduo aún estando acompañada, 

También te tengo que decir que probablemente llegué el hombre ideal a tu vida, pero aún así tendrás que enfrentarte a muchas cosas más, vivimos en una sociedad aún con muchos prejuicios, que juzga, señala y castiga los errores humanos, siempre habrá quién haga comentarios desatinados o no apruebe tus relaciones, sin embargo, del otro lado de la moneda siempre habrá quién te apoye, te ayude y te admire.

Te voy a contar como llevo mi vida, para que veas que los pronósticos de otros no tienen porque ser una ley que se cumpla en tu vida:

No sólo era una madre sola, además era una madre adolescente con estudios truncos. Muchos pensaban que había estropeado mi vida de una manera tonta. La realidad no sé que es a lo que llamen estropear, pues realmente me perdí de cosas tan banales que no me parecen indispensables; cierto, se me acabaron las fiestas, las salidas con los amigos, las noches de antros y de tragos, el dormir hasta medio día y las tardes de flojear, yo ya tenía una gran responsabilidad.

La gente quizá pensaba que me convertiría en una máquina implacable de bebés y que nada más vendría a mi vida. Por fortuna, tuve unos padres que se aferraron a creer en mi pesé a que no había seguido el plan que ellos tenían. Desde el momento en que nació mi hija, mis padres lo único que me exigieron fueron buenas calificaciones y responsabilidad total para con mi hija. Así pude terminar la preparatoria y después vino la universidad. En el trayecto llegó Edgar a mi vida, un hombre que desde siempre me ha acompañado, impulsado y ha sido un gran padre para mi hija. Nos casamos, hoy él está estudiando su universidad y ahora tenemos otra hija. Cuantos planes y proyectos de vida tenemos. Mi vida no la he visto para nada arruinada, al contrario, mi hija, ahora mis hijas, siempre han sido un gran impulso para luchar, conocer, estudiar, compartir y vivir la vida intensamente, Así que cuando alguien quiera pronosticar un panorama desolador, dale la vuelta a la página. Es verdad que no la tienes fácil. para las mejores cosas son las que más trabajo cuestan.

¿Quieres contarnos tu historia? Animate, siempre serás inspiración para otras mamás, y tenemos ganas de escucharte.

Feliz año 2015



Los mejores deseos ene esta año que esta por comenzar. Un abrazo fuerte.

feliz navidad 2014



Ser madre soltera, no es algo que deba avergonzarte incluso aunque lo seas por elección propia. Ser madre soltera demuestra fortaleza y entereza para salir adelante sin depender de nadie para lograrlo, ser madre soltera es respetable y admirable. Y para demostrarte que hay mujeres que orgullosas portan el título de "mamás solas" y que además lo hacen muy bien, te enlistamos algunas de las mamis solteras más famosas, que han logrado salir adelante y son muy éxitosas, sin necesitar de una pareja a lado.


1.Seguro has oído hablar de Sofía Vergara. Ella además luce espectacular y se encuentra en uno de los mejores momentos de su carrera. Desde los 20 años se divorció, convirtiéndose en un mamá soltera.


2. Lo haya planeado o no, Madonna acabó siendo madre soltera de cuatro hijos.

3. Sandra Bullock, una mami muy entregada que demuestra que sí se puede.

4. Halle Berry tuvo a su hija Nahla con el modelo Gabriel Aubry en marzo de 2008. En abril de 2010 se confirmó públicamente que Berry, separada desde hacía un tiempo de Aubry, era toda una madre soltera.

5. Teri Hatcher se deja ver bastante seguido junto a su gran amor: su hija Emerson, a quien tuvo en 1997 fruto de su relación con el actor Jon Tenney.

6. Alejandra Guzmán es otra de las madres solteras más famosas y queridas de México.

Y la lista es interminable. Sólo basta echar un vistazo y encontrarás muchas mujeres que han criado a sus hijos solas, así que ya lo vez, no eres la única y con pareja o sin ella, puedes llegar tan lejos como lo deses.

Nota: Las imágenes han sido tomadas de la red.







Cuando me di cuenta que lo quisiera o no, me convertiría en madre soltera, una de las cosas que me preocupó era recibir rechazo de los demás. Sin embargo con el paso del tiempo ese temor se fue disipando, pues siendo tan joven me fue fácil rodearme de amigas, amigos y gente que me brindo su apoyo; ya fueran los profesores de la preparatoria o mi familia. Salí al mundo llevando de frente y en alto la palabra "mamá soltera" sin ningún temor. Tengo que decirlo, pretendientes no faltaron aunque no podría asegurar si eran bien o mal intencionados. Y entre todas esas personas que me rodeaban, muchas me expresaron su admiración por  jugar ese doble papel (nada sencillo), por el coraje y por las ganas de salir adelante.


Y entre todo ese panorama tan lindo, creí que la discriminación hacia las madres solteras era cosa del pasado, que se había quedado en la prehistoria. Agradecí muchas veces por no haber nacido en aquellos siglos en los que ser madre soltera era una deshonra y una vergüenza. Pero.. me equivoqué, me equivoqué, me equivoqué.

Como todo en esta vida, siempre debe haber un poco de todo, y lo malo nunca se erradica. De pronto me he encontrado, sobre todo por la red, y para ser más especifica en facebook, con ciertos comentarios discriminatorios, ofensivos y denigrantes para las madres solteras. La verdad no me preocupa mucho, hay gente que trae ideologías de antaño muy arraigadas y que además sus conocimientos, educación y cultura son muy limitados. 

Claro esta que yo puedo comprenderlo. Lo que a mi  realmente me preocupa es que haya mamitas  que puedan tomarse en serio estos comentarios, que puedan creérselos, que puedan sentirse culpables por su situación y que puedan atormentarse. Si ese fuera el caso, sólo puedo decirte que hay ciertas cosas sobre las que tú no tienes el control, es probable que seas madre soltera sin que esto haya sido tu voluntad, y por eso no puedes sentirte culpable. Tú tienes un gran valor como mujer y mucho más como madre, nadie debe decirte lo contrario. Y por último, observa a tu alrededor, hay muchas mujeres famosas y exitosas que orgullosas llevan el distintivo de "mamás solteras". Hoy eso es cuestión de orgullo, esmérate por dar lo mejor de ti y  desempeñar en grande tu papel.

Cierro el post haciendo un llamado de solidaridad entre mujeres. No discrimines, no juzgues a otra mujer si desconoces la situación por la que pasa. Respeta a tus semejante y recuerda que las mujeres estamos para apoyarnos una a la otra.