Feliz 2014!

Acá en México estamos a poco de cerrar el año... Un año interesante, aunque no mi favorito. Sin embargo es tiempo de cerrar ciclos y abrir las ventanas a un nuevo año, una nueva historia, nuevas etapas, nuevos planes y nuevos sueños.

Les deseo a todos un gran año, que comencemos con el pie derecho, con muchas ganas de trabajar, con mucha pasión, con mucha energía, con salud. Con un corazón lleno de entusiasmo, sin rencores, es tiempo de limpiar todo lo que nos estorba y desecharlo a la basura! Que este año sea para todos un excelente año... Un abrazo enorme y nuestros mejores deseos.


atte. Wendolin Vera
Constanza Vera

Hoy es noche buena!


Estamos en vísperas de la Navidad, ¡Que alegría! Hoy cenamos en casa de mi abuela. 
Tuve un día agitado, termine con los pies muy doloridos de tanto caminar, pero al fin están  en el árbolito todos los regalos listos. Mi lista fue larga:  Coni, Edgar, mi padre, mi madre, mi hermana, mi otra hermana, mi cuñado. mi tía Celia y por supuesto, mi reina; mi abuelita. Pero a todos les encontré algo hermoso. Yo también  me autoregalé dos  cositas.

En fin, sólo paso porque se que hay alguien detrás del ordenador,  leyendo los divagues de esta mujer y por ello paso para decirles que les deseo una hermosa navidad, que desde acá les mando un gran abrazo, que les deseo que hoy descubran la magia de estar reunidos con los que más queremos, que se rían mucho y que sean muy felices. Gracias por estar aquí!







El reto Special K


Hace dos semana me decidí aprobar un cereal llamado "Special K", cereal bajo en grasas que promueve una alimentación sana y balanceada para que así puedas verte y sentirte bien.

Mis hábitos alimenticios no son los mejores , y consciente de que los años pasan y un día mi metabolismo no funcionara igual que hoy, he decidido mejorar esos hábitos para que no sufra de serias transformaciones en mi cuerpo con el paso del tiempo, es decir, no quisiera verme como una gran señora gorda en un futuro pero sé que para ello hay que mejorar mi manera de comer. Lo primero que me decidí a dejar es el refresco o la soda, por su alto contenido en azúcar. ¡Ni modo! Y he decidido bajarle a las grasas y a todos los pastelillos industriales que tanto me encantan.

Estoy por finalizar mi segunda semana y no ha sido sencillo pues de pronto se me antoja todo y sobre todo en estas fechas de tianguis navideños en dónde veo puestos y más puestos de comida grasosa pero de muy buen ver. He comido muchas ensaladas ya que me gustan mucho, combinando verduras, frutas y pollo cocido. También he incorporado rutinas de ejercicio aunque no todos los días, pero se que con esfuerzo y perseverancia todo esto se hará un hábito.

¿El resultado? no solamente me siento de maravilla, además he bajado 2 kilos, lo cual para mi es sumamente gratificante y alentador. Cuando te esfuerzas y ves resultados es maravilloso. Por ello he querido compartir el post, porque seguramente hay una o dos mujercitas por ahí pensando en cambiar sus hábitos alimenticios y quizá se pregunta -¿valdrá la pena?- Pues sí, sí lo vale. Todo sacrificio que hagamos para lograr una meta, siempre valdrá la pena pues estaremos más cerca de nuestro sueño. En fin, si tienes una meta, ¡adelante! Pon manos a la obra y da los pasos necesarios para llegar a ella.